Vende el excedente de tu stock

Las tiendas han preparado sus comercios con un gran stock de artículos para la precampaña de navidad, que empezó a principios de noviembre y que durará hasta mediados de febrero. Esto quiere decir que los almacenes de dichos comercios han de estar provistos de la suficiente mercancía para abastecer a sus clientes durante más de tres meses a lo largo de los cuales dichos clientes desembolsarán una mayor cantidad de dinero que durante el resto del año. No obstante, también se devolverá una gran cantidad de artículos que resultará mucho más difícil volver a poner a la venta.

Este ritmo vertiginoso de compras y devoluciones puede traer consecuencias nefastas y grandes pérdidas para el comercio en cuestión, pues si se ha invertido en una gran cantidad de mercancía creyendo que se vendería la mayoría y se obtendrían de ello grandes beneficios pero, de lo contrario, el artículo que se ofrece no ha sido bien recibido y no se ha vendido como se esperaba, el resultado puede ser catastrófico para el negocio, pues el comerciante se encontrará con un stock casi al completo cuya salida al mercado pasadas las navidades se hace realmente difícil. En este caso, al comerciante le quedan dos opciones: rebajar el precio del producto adelantando la campaña de rebajas que en condiciones normales comenzaría el 6 de enero, o tratar de vender el stock a una empresa de compra venta de mercancía. Ambas opciones pueden dar resultado y conseguir entonces, por lo menos, no perder el dinero invertido en los artículos que se ofrecen. Sin embargo y como ahora veremos, una de estas salidas puede aportar incluso, beneficios al comerciante.

LA OPCIÓN MÁS SEGURA PARA NO PERDER EL DINERO INVERTIDO EN EL STOCK.

La primera de ellas, adelantar la campaña de rebajas en el comercio podría dar resultado pues al fin y al cabo, los clientes siguen comprando para poder hacer los regalos del día de Reyes, el 6 de enero, además de los típicos regalos del juego del amigo invisible que suelen hacerse tanto antes como después de esta fecha o los regalos que trae Papá Noel la noche del 24 de diciembre. Por lo tanto, si llegado el 25 de diciembre no se está vendiendo el producto al ritmo que esperábamos, podemos optar por rebajar los precios de ciertos artículos, especialmente los de temática típicamente navideña, pues pasadas las navidades se dificulta enormemente su venta, esperando a que así los posibles clientes se animen a comprarlo llevados por la sensación de estar adquiriendo una oferta al mismo tiempo que ahorran dinero. Con esta opción nos vemos obilgados a bajar el precio del producto, aunque nosotros decidiremos hasta qué punto de tal manera que aún suponga algún beneficio y, si finalmente decidimos volver a rebajarlo, esperaremos, al menos, no perder el dinero invertido con su venta. La segunda opción mencionada más arriba consistiría en ponernos en contacto con una empresa dedicada a la compra venta de stocks, ofreciéndole nuestro producto algo rebajado. Esta opción resulta más segura que la anterior, pues mientras que rebajando el producto con la esperanza de llegar a vender todo el stock adquirido en la precampaña de navidad nos arriesgamos a que, finalmente, no se venda como esperábamos ya que, al fin y al cabo, dependemos del cliente, poniéndonos en contacto con empresas como liquistoks para vender el excedente de nuestros almacenes, cerraríamos un trato sin tener que esperar cierto tiempo y arriesgarnos a que, al final de la campaña navideña tuviéramos que rebajar el precio del producto al mismo por el que nosotros mismos lo adquirimos. 

Contratar los servicios de este tipo de empresas puede aportarnos grandes beneficios en cuanto a comodidad, pues contactaríamos a distancia, vía correo electrónico o por teléfono y ellos mismos se trasladarían a nuestros almacenes o dependencias con un transporte adecuado y se encargarían de cargar y trasladar nuestro excedente a sus propios almacenes, donde se pondrá de nuevo a la venta o se llevará a tiendas tipo outlet. También nos aportaría la tranquilidad de invertir en artículos sabiendo que existe la posibilidad de vendérselo a estas empresas si no conseguimos el resultado deseado, no llegando en ningún caso a perder el dinero de nuestra inversión. Por último y no por ello menos importante, estaremos contribuyendo a un comercio mucho más sostenible a la vez que contribuimos a crear empleo, pues de nuestro excedente se crea un nuevo negocio de venta con nuevos empleados y evitamos además que se vuelvan a fabricar dichos artículos, contaminando con ello la atmósfera terrestre de manera innecesaria. 

Regalos didácticos para los niños: un acierto seguro.

Llega por fin la temporada del año favorita de los niños. Una época de ilusión, de luces y fantasía con la que los más pequeños llevan soñando todo el año. Las navidades son también muy especiales para los mayores, pues aprendemos de los niños la inocencia y el poder de la imaginación para vivir felices. Por ello, este año deberíamos proponernos hacer unos regalos que estimulen y potencien su gran don para la imaginación.

Llevamos muchos años escuchando de los más mayores que los niños de hoy juegan mucho menos que antes. Cuando nuestros padres eran mayores debían utilizar su imaginación para crear los juguetes, pues en la mayoría de las ocasiones se trataba de lo primero que encontrasen en la calle o una pelota con la que practicar algún deporte. Sea como fuere, sí es cierto que los niños de antes pasaban mucho más tiempo en la calle jugando con sus amigos y no tanto en casa con un juguete o algún aparato electrónico. Sin embargo, también es cierto que hoy hay muchas más opciones que hace algún tiempo, pues existen juguetes y entretenimientos para todas las necesidades y todos los bolsillos, desde muñecos con sus accesorios, equipamiento deportivo, juegos electrónicos o los más tradicionales como cochecitos o cocinitas.

Esta amplia gama donde escoger plantea siempre una incertidumbre, pues acertar con el regalo adecuado nunca fue tan complejo. Por otro lado, los niños siempre reciben algún catálogo de dónde escoger su juguete favorito para hacer la carta a los Reyes Magos y Papá Noel, lo que facilita mucho el trabajo de buscar el regalo más acertado. Sin embargo, en el caso de que el niño no tenga muy claro lo que quiere pedir o a nosotros no nos convence puesto que deseamos hacer un regalo original y que les ayude con su crecimiento intelectual, debemos tener en cuenta algunas cosas que demanda la sociedad y que sin duda son instructivas para los más pequeños.

Por un lado, hemos de atender a los cambios que se están produciendo en cuanto al sistema educativo que reciben nuestros hijos e hijas en cuanto a los roles de género. Es importante cerrar la etapa de la imposición desde que son tan pequeños en encasillarles en uno u otro grupo y, en función de si son niños o niñas, hacer un regalo u otro sin siquiera preguntar si les gustaría recibirlo. Hablo, por ejemplo, de una pelota de fútbol, un muñeco de acción o unos cochecitos en el caso de los niños, y de unas cocinitas, una muñeca que se viste y se peina o de un bebé y su carrito en el caso de las niñas.

Por supuesto que si son ellos quienes piden estos regalos, sería un acierto complacerles pero, si un niño quiere una cocinita y una niña un balón está igual de bien otorgárselo. Esta es una de las medidas que se están tomando en cuanto a la nueva educación de los más pequeños, quienes entienden ya incluso mejor que nosotros a qué se debe este cambio. Otra disposición que se está pidiendo por parte de las instituciones educativas es la de intentar reducir el consumo de plásticos y optar por otro tipo de juguetes que sean más respetuosos con el medio ambiente al mismo tiempo que pretenden educar a los niños concienciando en este sentido. Por ejemplo, un regalo que empezó a circular hace poco con gran éxito fue el de el material necesario para crear tu propio huerto, así un niño contempla cómo funciona la naturaleza y los cuidados que necesita al mismo tiempo que aprende la virtud de la paciencia y la recompensa que se obtiene al ver crecer por fin los frutos de su huerto.

Otro regalo que deberíamos tener en cuenta en lo referente a objetos educativos a la par que entretenidos, son los libros. Podemos escoger uno clasificado para la edad correspondiente de cada niño, atendiendo a sus intereses y sus gustos para que desarrollen su imaginación y comiencen desde pequeños a tener un hábito de lectura. El periódico El País ha hecho una selección de los más originales en un artículo que se llama precisamente “El reino de la imaginación”, pues encontramos todo tipo de literatura: desde adaptación de novelas, libros de ciencias, de historia o cuentos infantiles, entre los que seguro que encontramos alguno que nos parezca conveniente. En otro orden de juegos y juguetes, existe también la posibilidad de combinar juegos educativos con la tecnología y la electrónica en tablets y juguetes que simulan móviles. Si es usted más tradicional y reacio a que los niños aprendan a corta edad a manejar estos dispositivos, no debería preocuparse, pues existen numerosos estudios que demuestran que los niños que comienzan a interactuar con estos aparatos desde pequeños, son a la larga mucho más inteligentes que el resto, pues estos aparatos apelan a numerosos estímulos al mismo tiempo, a la velocidad en los reflejos y al manejo de elementos electrónicos, lo que les prepara también para el futuro.

Un regalo para todos: unir a la familia.

En cuanto a otros tipos de regalos más interactivos, podríamos barajar la posibilidad de hacer un regalo para jugar con nuestros hijos, como los juegos de mesa interactivos adaptados y clasificados por edades, como otros en los que tendremos que participar activamente. Entre estos juguetes se encuentran los disfraces, los cuales se fabrican tanto para niños de todas las edades como para adultos de todas las tallas. Así, podríamos regalar a los niños un disfraz de su héroe o personaje favorito y comprarnos uno también para nosotros que reutilizaremos en alguna fiesta a lo largo del año. En la casa de los disfraces ofrecen todo tipo de estas prendas además de accesorios para que podamos comprar unos disfraces a juego y así poder disfrutar de vez en cuando de una actividad conjunta, estimulando tanto la imaginación de nuestros hijos como la nuestra propia, volviendo a ser niños por un rato y participando en familia de la diversión de la navidad.

Anticípate a la campaña de Navidad para conseguir los mejores regalos

Ha llegado el mes de Noviembre y con él los primeros adornos en las calles y en los centros comerciales que nos recuerdan que se acercan las fiestas más consumistas del año: las navidades. En estas fiestas se reúnen la familia y los amigos, es tiempo de reencuentros y de festejos y, más allá de que sea una costumbre o una tradición, lo cierto es que nos gusta hacer y recibir regalos, aunque algunas veces suponga más una molestia al tener que pensar y buscar el presente más adecuado. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, el intercambio de regalos supone un embrollo debido a relegar las compras para los últimos días antes de la fecha pactada para la celebración, convirtiendo el rito de escoger un regalo de manera personalizada en una tarea pesada más que en un detalle hacia la otra persona. Si nos proponemos para este año recuperar la ilusión en estas fechas y añadir al entusiasmo por el reencuentro con familiares y amigos el sorprender a nuestros seres queridos con un regalo acertado y original, debemos cambiar nuestras costumbres y aprovechar esta precampaña navideña para encontrar dichos presentes.

Para acertar con el regalo perfecto, hemos de dedicar algo de tiempo a pensar en los gustos o necesidades de la persona a la que haremos dicho presente. Una vez hayamos esbozado algunas ideas, tenemos dos opciones para encontrar la respuesta más original a nuestra búsqueda. La primera es acercarnos a las tiendas para encontrarlo y la segunda, adquirirlo en internet a través de páginas web. Si optamos por la primera opción porque disponemos de tiempo para acudir o porque preferimos poder tocar y manejar el producto antes de adquirirlo, le propongo que acuda a tiendas a las que no había ido antes, pues es probable que los demás que vayan a regalar a la misma persona tampoco hayan ido nunca. De esta manera, evitaremos entrar en las tiendas de grandes marcas internacionales y optaremos por otra cuyos proveedores sean nacionales o locales.

Este tipo de tiendas no suelen encontrarse en los grandes centros comerciales, pues optan por la exclusividad que proporcionan los pequeños comercios y por la elección individual y personalizada de cada producto que ofrecen, atendiendo a la calidad del artículo y no tanto a la cantidad. De esta manera, al mismo tiempo que aciertas con tu regalo, das apoyo a estos comercios y a proveedores nacionales como H.H.G, quienes cuidan la atención a la originalidad y la calidad del producto antes de que llegue a nuestras manos, pues se trata de empresas y comercios que se benefician de la satisfacción del cliente y sus próximas compras en el mismo establecimiento o su recomendación a conocidos. El único inconveniente de estos comercios y dado que se trata de un regalo, es que en caso de pretender devolver el artículo, la tienda normalmente otorgará un vale para gastar en el establecimiento en lugar de reembolsar el dinero, obligando al cliente a cambiar el artículo por otro en lugar de obtener el dinero y buscar en otro sitio.

La segunda opción es la búsqueda por internet a través de páginas web para dar con el regalo que deseamos encontrar. Esta opción puede ser muy ventajosa respecto a la opción anterior debido a que podemos realizar la búsqueda desde la comodidad de nuestra casa además de poder abarcar un abanico más amplio de posibilidades en mucho menos tiempo que si nos proponemos recorrer tiendas y comercios.

Otra ventaja de acudir a internet en busca de nuestras próximas compras es que muchas veces las tiendas incluyen en su catálogo online descuentos exclusivos que no aparecen en tiendas físicas por necesidad de vender los artículos en stock antes de la nueva temporada. Si le ha convencido la idea de encontrar un regalo original en un pequeño comercio, también puede hacer uso de sus redes sociales, en especial las que contienen vídeos e imágenes como Instagram o Facebook para pedir ayuda a sus contactos para encontrar estos sitios o indagando por su cuenta en páginas anunciadas en estas plataformas, pues en ellas suelen interactuar los trabajadores y los dueños de las tiendas con los clientes resolviendo dudas o peticiones. De esta manera, a través de nuestro navegador no solo visitaremos las páginas web de las tiendas que más nos gustan sino que además podemos consultar opiniones de otros clientes y sus valoraciones al comercio y al producto que adquirieron.

Cuando hayamos encontrado por fin el regalo perfecto, es muy importante asegurarnos de que la página a través de la cual hagamos la compra es un dominio seguro, es decir, que en la barra de su buscador aparecen las siglas https//, de lo contrario no sería recomendable que abonase sus datos bancarios. Por otro lado, dado que buscamos un regalo, sería muy importante que la página de la tienda donde lo compremos nos diera la opción de devolver el artículo sin gasto adicional en un período considerable de tiempo. Por último, si finalmente decidimos que escogeremos la opción de compra por internet, es primordial tener en cuenta que en estas fechas los pedidos a través de internet se multiplica considerablemente, pudiendo tardar más de lo normal el envío de nuestra compra debido a la alta demanda de desplazamientos a los transportistas.

Encontrar el regalo ideal nunca fue tan fácil.

Existe una tercera opción, a mi juicio la más ventajosa y al mismo tiempo la menos utilizada por el cliente. Se trata de la combinación de las dos últimas opciones, es decir, hacer uso de la página web de la tienda que nos interesa para consultar existencias, la talla y la disponibilidad en tienda. Es más, cada vez más catálogos online de tiendas físicas disponen de la posibilidad de reservar el producto que nos gusta para acudir a la tienda directamente a comprarlo cuando nos venga mejor, existiendo además la posibilidad de pagarlo allí, lo que permitiría al cliente comprobar que es de su agrado antes de adquirirlo.

Escoja la opción que escoja, estas navidades cambie la tradición de regalar con prisas y disfrute también del proceso de escoger el regalo, para lo cual no necesita más que plantearse la cantidad de regalos que desea hacer, el tiempo del que dispone hasta el día de la celebración y cuál de las opciones citadas anteriormente es la que más le convence para sorprender a su ser querido.